Seguidores

24 marzo 2009

Más paseos primaverales

La visita de la semana pasada a la Quinta de los Molinos me dejó tan buen sabor de boca que aproveché la tarde del sábado para visitar otro de los jardines famosos de Madrid y que aún no conocía. Se trata del Parque El Capricho, mandado construir entre finales del siglo XVIII y el primer tercio del XIX por la Duquesa de Osuna.

El lugar es magnífico, de verás, merece muchísimo la pena un
a visita. Aún siendo de dimensiones relativamente reducidas (unas 14 hectareas) cualquiera de sus rincones tiene un encanto especial, sobre todo por el hecho de haberse diseñado con áreas de características diferenciadas que hacen aún más amena la visita. Es como si hubieras recorrido en una sola visita cinco o seis jardines con personalidades diferentes pero que a la vez se integran de forma asombrosa creando un conjunto único.

No quiero ni imaginar lo que sería el lugar si, además, se cuidara un poco el edificio principal que está un tanto deteriorado.

Imprescindible.






1 comentario:

  1. Anónimo27/3/09 9:26

    que triste que esos sitios tan idilicos sean empañados en mi mente por la idea de que tal duquesa tal principe o tal marques se dedicaba a explotar a miles y miles de personas... eso si gusto tenia la jodia.

    ResponderEliminar